1. Holbox

Esta isla forma parte del Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam, que se extiende hasta la costa e incluye la Laguna Conil y sus mangles. Holbox es un tranquilo pueblo de pescadores con coloridas casas caribeñas y más de 35 kilómetros de playas vírgenes de arena blanca, oleaje suave y aguas color turquesa. Uno de sus mayores atractivos, de junio a septiembre, es el nado con tiburones ballena, considerados los peces más grandes del mundo.

También puedes caminar por sus playas, pescar, bucear y esnorquelear; recorrer la zona de mangles para observar flamencos rosados, pelícanos y cormoranes mientras que en el mar tendrás la fortuna de encontrar delfines, barracudas, mantarrayas o tortugas carey. No pierdas la oportunidad de andar en bici, a caballo, o bien ir en lancha a Yalahau, Isla Pájaros o Cabo Catoche.

 

2. Isla Mujeres

Se localiza a aproximadamente 35 minutos de la costa, mide 7.5 kilómetros de largo y aproximadamente 500 metros de ancho. La ciudad (el centro de Isla Mujeres) es pequeña pero tiene hoteles de gran turismo, spas y numerosas opciones de vida nocturna. Ahí yacen macizos coralinos de entre tres y cinco metros; gracias a la transparencia del agua puedes disfrutar la fauna marina, participar en regatas o practicar pesca deportiva.

A un kilómetro está Playa Norte, un rincón fascinante cuyas aguas reflejan inigualables matices color turquesa, es un buen sitio para ver la puesta del sol y para la práctica del windsurf. Al sur se localiza el Parque Natural de Arrecifes Garrafón (www.garrafon.com.mx), donde es posible esnorquelear, remar en kayak, pasear en bicicleta o descansar en las hamacas. La visita culmina con un recorrido por los restos de la Hacienda Mundaca, el Parque Escultórico Punta Sur, la Granja de Tortugas e Isla Contoy, un paraíso de aves sin parangón.

 

3. Cancún

Es el desarrollo turístico que ha dado notoriedad a la región; cuenta con algunos de los mejores hoteles del país y tiene un centro con sabor a pueblo pequeño por sus mercados, puestos de comida y parques. Para recorrerlo, toma el Boulevard Kukulcán que une el centro con la zona hotelera; además de parques y jardines en algunos tramos verás reproducciones de piezas prehispánicas.

En la zona hotelera está la laguna de Nichupté, integrada por vegetación de selva mangles que permitieron su catalogación como Área de Protección de Flora y Fauna Manglares de Nichupté donde viven aves, cocodrilos, ranas y algunos mamíferos y felinos; puede recorrerse en lancha. Del lado opuesto del boulevard encontrarás Playa Perlas, con restaurantes, bares y canchas de voleibol; a un kilómetro está el embarcadero de donde salen lanchas a Isla Mujeres; otra playa es Playa Tortugas, distinguida por sus aguas tranquilas y poco profundas, perfecta para nadar con niños. Punta Cancún y Playa Gaviota Azul son dos playas muy cercanas caracterizadas por sus aguas especialmente cristalinas, ideales para practicar el esnórquel y el buceo; por su parte Playa Chac Mool, Playa Marlin, Playa Delfines (recientemente reconocida con la Blue Flag, certificación a la excelencia mundial) y Playa Ballenas tienen un poco más de oleaje, restaurantes y amplias playas, aunque la corriente en la última puede ser un poco complicada por lo que hay que saber nadar bien. Más adelante está el Centro Comercial la Isla, al aire libre, con tiendas y restaurantes internacionales; allí se encuentra el Acuario Interactivo donde observarás diversas especies marinas, alimentarás o nadarás con tiburones, o disfrutarás del espectáculo con delfines.

En los alrededores está el Museo Subacuático de Arte (MUSA), con diversas esculturas en el fondo marino para aligerar la presión de los arrecifes naturales; se puede visitar buceando, esnorqueleando o en embarcaciones con fondo de cristal. Al final de avenida Bonampak, pasando López Portillo y el campo de golf, está Isla Blanca, una pequeña extensión de tierra unida por un estrecho banco de arena formada al poniente de la laguna de Chacmochuk. Es ideal para la práctica de pesca con mosca y puedes atrapar robalo, tarpón o barracuda, la mejor temporada es entre mayo y septiembre. A 1500 metros de la isla hay una línea de arrecifes que lo hacen un lugar hermoso para practicar el buceo. La ”isla” puede recorrerse en bicicleta por el sacbé de 40 kilómetros que cubre todo el conjunto.

 

4. Punta Nizuc y Punta Maroma

Ambas están al sur de Cancún. Punta Nizuc es parte de uno de los tres sitios arrecifales más visitados en el mundo; dada su importancia ecológica es parque nacional. Está conformado por discontinuidades coralinas; alberga 235 especies de algas y pastos marinos, tortugas y manatíes. Está rodeado de selva, mangles y especies características de la vegetación costera; y es famoso por tener una escultura del Museo Subacuático de Arte (www.musacancun.com).

Punta Maroma se ha vuelto el destino predilecto de las parejas que buscan algo especial en la Riviera Maya. Es un lugar tranquilo y brinda servicios de spa aunque también se puede bucear, esnorquelear, nadar con delfines, montar a caballo, remar en kayak o pasear por el río subterráneo de agua dulce que desemboca en el mar.

5. Playa del Carmen

Es uno de los puntos más importantes de la Riviera Maya donde impera un ambiente multicultural y relajado en el que la 5ª Avenida, su calle principal, es la mayor atracción pues se trata de una vía peatonal flanqueada por cafés, restaurantes, tiendas de artesanías y bares.

En sus playas puedes pasar el día descansando, también es posible rentar un jeep para conocer los alrededores, una bici o una moto para pasear por el pueblo y las playas, pero nada como pasear a caballo sobre la fina arena. Cerca de ahí está Playa Car, un desarrollo privado con hoteles todo incluido, campo de golf, aviario, centros comerciales y villas que complementan la experiencia en este lugar.

 

6. Cozumel

Esta isla se caracteriza por sus grandes extensiones de tierra virgen pues casi todos los hoteles están hacia el oeste mientras que el centro, norte y parte del este se han conservado casi sin desarrollos. El Parque Nacional Arrecifes de Cozumel rodea la isla en el sur y es uno de los principales atractivos para los visitantes que desean bucear. Otro sitio importante es Parque Nacional Chankanaab, donde se encuentra la laguna subterránea del mismo nombre y es posible esnorquelear entre sus formaciones; tiene además un jardín botánico con plantas representativas de la región.

Al sur visita el Faro Punta Sur y la Laguna Colombia, un parque ecológico donde hay mangles y una torre de avistamiento para observar cocodrilos, 220 especies de aves, iguanas y tortugas gigantes. Al norte está Faro de Punta Molas, al que se accede en 4x4; lleva todo lo necesario para pasar un día en una playa solitaria pues no encontrarás ningún servicio.

Por su parte, el pueblo de San Miguel de Cozumel, es un típico poblado del Caribe con construcciones bajas y coloridas. En el centro hay tiendas de joyería, perfumes, artesanías y productos para deportes acuáticos, además de una extensa variedad de restaurantes y bares.

 

7. Chemuyil

A la mitad de la Riviera Maya se halla esta playa sorprendentemente tranquila, de arenas blancas, aguas poco profundas y excelente visibilidad. El hospedaje se compone sobre todo de casas en renta y para quienes buscan un entorno rodeado de naturaleza es un buen destino; sobre todo para la práctica del buceo y el esnórquel. A poca distancia está el cenote Yunaan-Ha, rodeado de selva, tiene un sendero de observación a lo largo de la costa y áreas de campismo.

 

8. Akumal

Su bahía se ha vuelto famosa por ser uno de los sitios favoritos para esnorquelear y bucear pues en sus alrededores está la entrada a numerosas cuevas y ríos subterráneos, que alcanzan profundidades de hasta 150 metros. También puedes salir a pescar, remar en kayak, pasear en caballo por la selva, visitar el cenote de Akumal, ver a las tortugas desovar (mayo a octubre) u observarlas al salir de su huevo (junio a noviembre).

 

9. Tulum

Sus playas y el parque nacional son reconocidos por su vegetación de selva mediana, manglares y dunas costeras donde numerosas aves tienen su hogar, además de mamíferos como monos araña y saraguatos, osos hormigueros y armadillos. El poblado tiene un espíritu bohemio y rústico rodeado por numerosas playas; incluso algunas de ellas forman pequeñas bahías desde donde se disfruta el cielo rosado al atardecer, aunque la mejor vista para observar este espectáculo de la naturaleza es la zona arqueológica.

 

10. Mahahual

Es un destino relativamente nuevo con hoteles pequeños y calles sin pavimentar que hacen que uno se sienta alejado de la modernidad que prevalece en la Riviera Maya. La vida marina en la zona es impresionante pues está muy cerca del Banco Chinchorro, un atolón coralino que posee una impresionante biodiversidad y es el banco de coral más grande del Gran Arrecife Maya, así que prepárate para observar esponjas, tortugas marinas, delfines, caballos de mar, manatíes y miles de peces. Las corrientes del banco han provocado numerosos naufragios que funcionan como arrecifes artificiales y contribuyen a su mantenimiento. Gracias a su nuevo muelle se ha convertido en un polo turístico más cercano a Chetumal, donde la pesca deportiva es también uno de sus grandes atractivos.

 

 

Fuente : www.mexicodesconocido.com.mx