El territorio mexicano cuenta con algunas de los mejores y más bellos escenarios para los deportes extremos. Son sus grandes riscos y montañas los que hacen que cientos de aventureros viajen cada año a nuestro país a practicar el vuelo en parapente, deporte cuyo nombre proviene de la contracción de las palabras “paracaídas” y “pendiente” que es justamente en lo que consiste esta aventura: lanzarte desde una pendiente en paracaídas.

Este deporte fue inventado y perfeccionado por alpinistas europeos que decidieron que la mejor manera de bajar una montaña era usar un paracaídas. Actualmente, el parapente es uno de los deportes extremos más populares del mundo con cientos de miles de pilotos que lo practican debido a que es lo más similar a volar sin necesidad de usar un avión o un helicóptero. Se trata de manipular un paracaídas tirando con las manos las cuerdas que constituyen el paracaídas y dirigirte a través de un arnés que se percibe la dirección del viento.

El parapente llegó a México a inicios de la década de los 90 con gran aceptación. Lugares como el Estado de México, Jalisco, Guanajuato, Veracruz y el estado de Puebla son sólo algunos de los destinos que cuentan con los mejores lugares para practicarlo en México y aquí te diremos todo lo necesario para que puedas vivir al máximo tu aventura por los aires. Recorre más de 100 kilómetros a más de cinco mil metros de altura usando las corrientes de aire caliente a tu favor. ¡Nos vemos en el punto de aterrizaje!

Parapente en Puebla

La tranquila y colonial ciudad de Puebla es un lugar ideal para realizar un día de campo, una caminata o pasear de bicicleta de montaña, sin embargo también ofrece alucinantes lugares en donde realizar deportes de aventura. Uno de ellos es Chalchihuapan, a 16 kilómetros de la ciudad, entre Atlixco y Puebla. En la cima del cerro de San Bernardino pueden realizarse vuelo libre en parapente con la ayuda de las ráfagas de viento. La zona de despegue se encuentra sobre una zona de pasto y la intensidad del vuelo depende de la hora del día: suave por la mañana, térmico a mediodía y fuerte por la tarde.

Si no eres un piloto experto puedes pedir los servicios de alguno de los expertos que ahí se congregan y que pueden llevarte de paseo en un vuelo tándem. También puedes también tomar un curso de vuelo express de ocho sesiones tras el cual serás capaz de volar por tu solo en un parapente. La mejor época de vuelo es de noviembre a enero ya la mejor hora para volar es después del mediodía, por lo que antes de tu despegue puedes disfrutar de las delicias de sus alrededores como los pollos a la leña acompañados de la salsa de tu preferencia.

Otro destino donde puedes practicar parapente en Puebla es San Andrés Cholula, en donde expertos pilotos estarán gustosos de enseñarte a manejar estos vistosos paracaídas. Recuerda que para volar en parapente no existe un límite de edad, sólo debes tener una buena condición física y peso apropiados para poder cruzar los cielos. San Andrés posee las condiciones climáticas óptimas para poder vivir esta aventura al máximo además de ofrecer impresionantes vistas panorámicas.

Cómo llegar

Para llegar a Chalchihuapan debes tomar la autopista México-Puebla y pasar la caseta de San Martín Texmelucan. Después se toma la desviación al periférico ecológico y posteriormente la salida de la carretera libre de Atlixco. Una vez librado el pueblo de Chipilo está la desviación para Chalchihuapan.

Parapente en Tapalpa, Jalisco

Este Pueblo Mágico jalisciense es uno de los rincones favoritos para los entusiastas del parapente y los deportes aéreos extremos. Ha servido de escenario para competencias de talla internacional así como dos veces escenario del Paragliding World Cup, una importante competencia que ha tenido de sede países como Italia, Austria, Francia y Turquía. A este certamen acuden pilotos de todas partes del mundo; desde principiantes que sólo quieren admirar o disfrutar de un vuelo, hasta profesionales que realizan rutas de cross-country que surcan la sierra hasta llegar al lago de Chapala.

En Tapalpa podrás admirar impresionantes vistas panorámicas de una de las reservas naturales más importantes del sur de Jalisco: el humedal laguna de Sayula y del Nevado de Colima, que ofrecen una muestra de la rica en fauna silvestre de la región. Este Pueblo Mágico jalisciense cuenta con más de 40 mil hectáreas de áreas naturales que lo convierten en un gran parque recreativo en donde pueden practicarse todo tipo de deportes extremos como el ala delta, los ultraligeros y, desde luego, el parapente.

Disfruta de los atractivos naturales de Tapalpa como el Salto del Nogal, una caída de agua de más de 100 metros de altura que desciende sobre un bosque de pino y encino en cuyas rocas practicar escalada, alpinismo y montañismo. En este tranquilo pueblo cuenta con diversos restaurantes y lugares de hospedaje para que disfrutes de tu día de vuelo. Como tip, es mejor volar en primavera y verano.

Cómo llegar:

Desde la ciudad de Guadalajara se debe tomar la autopista 54 que va a Ciudad Guzmán y aproximadamente 12 kilómetros antes de llegar a Sayula, hay que seguir por la desviación a Tapalpa, unos 35 kilómetros adelante.

Parapente en Valle de Bravo

El Estado de México es uno de los lugares más populares para practicar el vuelo libre en México, e incluso en todo Norteamérica, debido a su envidiable paisaje y sus condiciones atmosféricas. Anualmente se llevan a cabo importantes eventos y campeonatos nacionales e internacionales. Lugares como Monte Alto, el Peñón del Diablo y Cerro Pelón te dejarán sin aliento por su belleza y altura. En la cima de estos lugares abundan los campamentos donde instructores especializados te ayudarán a llevar a cabo esta aventura para la cual no necesitas experiencia previa, sólo muchas ganas de divertirte.

El Cerro de la Cruz se localiza en pleno corazón de la Sierra de Gádor, a unos mil metros sobre el nivel del mar. En las faldas se encuentra el municipio de Huécija, un lugar perfumado a tomillo y romero; rodeado de pinos e ideal para estacionar tu coche y disfrutar de una rica barbacoa en familia antes de seguir con la aventura. Desde la cima del cerro, también llamado “Monte Alto” se puede emprender el vuelo en parapente o ala delta y sobrevolar el lago durante 40 minutos y admirar los pueblos de Alicún, Alhama, Santa Fe e incluso Cabo de Gata. Si no cuentas con equipo propio ni experiencia, no te preocupes, aquí encontrarás prestadores de servicios certificados.

Por su parte, El Peñón es un acantilado de más de 600 metros con paredes empinadas ideal para la escalada y, desde luego, el parapente. Este peñón de paredes casi verticales se encuentra rodeado de verdes bosques donde además puedes hacer rappel, alpinismo y ala delta. Puedes llevar tu propio equipo o rentarlo.

Valle de Bravo también es sede de una de las competencias de parapentes más importantes de México: El Abierto de Parapentes Monarca que se lleva a cabo en el Peñón. Se trata de un evento de primer nivel donde se llevan a cabo pruebas de más de 100 kilómetros de longitud. Por esto y por sus inmejorables condiciones climáticas, México fue elegido sede del décimo primer Campeonato Mundial de Parapentes 2009.

Cómo llegar

Para llegar a Valle de Bravo desde ciudad de México debes tomar la autopista federal México –Toluca. Sigue hasta Jesús María y posteriormente hasta el entronque de Valle de Bravo. Si viajas en autobús debes abordar que va a Valle de Bravo desde la Central Poniente que se encuentra en la estación de metro Observatorio. Si llegas por aire, la mejor opción es el aeropuerto internacional de Toluca desde donde también hay servicio de autobuses hacia Valle de Bravo.

Parapente en Veracruz

Orizaba es una ciudad con la mayor oferta de zonas de despegue y vuelo en Veracruz reconocida por profesionales y entusiastas de este deporte. Para muestra basta visitar las montañas de la Sierra de Chicahuaxtla, en el cerro de San Juan, en donde pilotos experimentados vienen a probar su audacia y habilidad. Este sitio es tan popular que es sede del Festival del Aire de Orizaba en donde entusiastas de todo el país se dan cita en el cerro de las antenas para surcar los cielos a más de mil 200 metros de altura.

Si no eres un piloto experimentado pero quieres adentrarte en esta actividad el Cerro del Borrego es la opción ideal para ti pues su desnivel es de apenas 350 metros a cuyo punto de despegue puedes llegar caminando en 45 minutos. Otro de los sitios de vuelo favoritos es el Fortín de las Flores, en Chicahuaxtla, con una altura de despegue de 400 metros es ideal para volar durante todo el año. Se halla a las faldas del Volcán de Orizaba, el más alto de México con cinco mil 700 metros de altura. La vista tiene paisajes inmejorables de bosques y cultivos tropicales.

Otros sitios de vuelo en Veracruz con el Alto Lucero, a solo 40 min de Xalapa, que cuenta con un sitio de aterrizaje en un potrero al pie de la montaña. También puede volar en la Jarocha, cuya zona de despegue es mejor conocida como “la jaro” es una zona socorrida debido a su altura como por los terrenos libres para aterrizar. La mejor época para volar es entre los meses de marzo a mayo y la mejor hora es después de las 13:00 horas cuando los vientos son más fuertes.

Cómo llegar

La mejor manera de llegar a Orizaba desde la ciudad de México en autobús es salir de la central del norte a Orizaba, son alrededor de ocho horas o alguna que vaya a Córdoba. Si viajas en coche lo más sencillo es tomar la vía libre a Puebla y pasando ese tramo incorporarse a la autopista Orizaba/Río Blanco hasta llegar a la ciudad de Orizaba.